martes, 14 de diciembre de 2010

Persiguiendo sueños.

Photobucket

Un día, allá por dos mil ocho, una chica en Brighton compró su primera Vogue.

Entonces empezó a soñar. A soñar con Pradas y Guccis. A soñar con Birkins y 2.55.
A soñar con zapatos con nombre español. A soñar con agua con marca propia y envases diseñados por grandes maestros. Con dulces franceses, con espectáculos sobre y tras una pasarela.

Sueña, como tantas en el mundo, a hacer realidad esas fantasías de páginas de revista. A escribir bajo el título de Carta de la directora.


Hoy por fin me topo con gente que comparte mis sueños, y otros que quieren ayudarme a conseguirlos.
Y por fin me siento, pasito a pasito, más próxima a conseguirlo.


Bi.


P.D. para las que estais en Santiago y también soñais con esos dulces franceses: Dr. Teijeiro nº34 (O Almirez).

4 comentarios:

Julia dijo...

se empieza soñando y si se tiene la fuerza y la voluntad todo se termina consiguiendo.
un beso bi!

annita dijo...

ánimo con esos sueños :)
ya sabes, lo dificil se consigue, lo imposible se intenta.

muáa Muáa

Anne dijo...

Gracias por la dirección, besos

Natalie dijo...

Yo también sueño con eso. Aunque no vivir en una capital y no estudiar nada relacionado, lo pone difícil

Related Posts with Thumbnails