miércoles, 24 de agosto de 2011

A veces necesitamos un poco de Sur para poder ver el Norte

(des)montando mitos (II). A veces necesitamos un poco de Sur para poder ver el Norte


Después de implorar a todos los Santos y desayunar ibuprofeno con zumo de naranja (por si los años que llevo sin escuchar misa debilitan mi derecho a recurrir a ayuda divina) para que mermase, aunque solo fuera un poco, mi resacoso dolor de cabeza, nos dirigimos en bus al verdadero destino de nuestro viaje.

Photobucket


Conil de la Frontera esperaba, acogedor, divertido, caluroso y sacudido por el viento de Levante, tras una sucesión de paisajes de lo más andaluces.
Sevilla quedó atrás, y yo me pasé gran parte del viaje pegada a la ventanilla, casi sin pestañear, intentando registrar cada imagen de las que variaban tras el cristal como los fotogramas de aquellos viejos aparatitos que se compraban como recuerdo turístico.

Recuerdo que yo tenía uno que una tía me había traído de Venezuela. De pequeña, cerraba un ojo y acercaba el otro a aquella pequeña ventanita, como la de las cámaras de fotos. Y pulsaba el botón. El salto del Ángel, majestuoso, bellísimo. Clic. Gran Sabana. Clic. Los Juanes. Clic. Pico Bolívar. Sitios en los que yo jamás había estado, fotografías tomadas por otros y puestas ahí para niñas como yo que soñaban con cruzar el charco.

Photobucket

Pero esta vez yo estaba allí, y a la vez no estaba. Todo pasaba ante mis ojos a la velocidad del autobus, y la única forma de contemplar estas estampas de nuevo alguna vez era grabarlas a fuego en mi memoria.

 ----

Lo peor, o lo mejor, es que eso sucedió con cada momento del viaje.


Photobucket

Fue una escapada de siete días no sólo a un lugar diferente, sino también a una forma de vida distinta.
A despertares entre amigas, pollo, nutella y cervezas como pilares de la dieta, bailes en pubs a pie de calle sin quince centímetros de tacón entre mi pie y el suelo.

Photobucket


Sintiendo cada adoquín mientras me arranco por bulerías. Sintiendo los aires del sur de bar en bar, cigarro tras cigarro, paso tras paso y copa tras copa.

Clic.

Photobucket

Y doy palmas, el verde de mi esmalte de uñas se agita a cada choque de anillos. Y de Melendi a Shakira, y los Delinqüentes,.. y la Carrá.



No sé por qué me sale cantar a viva voz que para hacer bien el amor hay que venir al Sur.

Clic.

Otro taxi, es tarde por hoy. El amanecer nos lleva inevitablemente a las aguas del Atlántico. Esto es una farsa –pienso-. Con esta temperatura no puede ser el mismo océano que baña Riazor.

Photobucket


La enésima Cruzcampo, [el gozo de la juventud se agita en nuestros estómagos mientras]
saltamos las olas.

Clic.

Esta noche se nos hace tarde bailando en la terraza. Zapateando, agitándonos descalzas como si no hubiera mañana. Contando más de lo debido sin tener en cuenta que todo lo escuchan los vecinos.
Confesando, riendo, llorando a ratos.
Mejor a rato, en singular.

Photobucket
Llorando fuerte, esforzándome en dejar todas las lágrimas ahí, perdidas en los abrazos de mis amigas, salando las sábanas blancas de cierto hotel gaditano. 

[La única parte de mi equipaje que no deseaba traer de vuelta a Coruña.]
El maquillaje ensucia el cuarto de baño, los tacones, una vez más, se quedan en el armario.

Photobucket


Clic.

Photobucket

Vamos a El Cortijo.
Lugar cuasi perfecto perdido e n  m e d i o  d e  l a  n a d a. 
Patio andaluz lleno de hombrecitos madrileños de camisa y americana. 
Chinos y bermudas, náuticos y alpargatas menorquinas.
Chicos on fire, on the flame, on the fire... qué se yo..
Y el aire de la calle a mi me huele a goma fresca.
COSMO. BRISA. BAILE. Sex on the beach. 

BESO.


Clic.

Los gallos cantan ya mientras arrastramos las maletas hasta el coche. El corazón agitado todavía, la música de radiolé nos despide desde el último taxi que cogimos.
Esperamos el bus exhaustas, morenas, felices.
Cuatro muchachos que ya se iban a dormir se paran a darnos conversación. Y ahí, en el colmo de lo simple, magnífico final para una semana indescriptible, uno se planta mi gorro en la cabeza y hace de una maleta su cajón flamenco.


Photobucket
Clic.

NEGRO.

Se acabó la sucesión de fotos. Yo cierro los ojos, y me duermo.

---


El avión nos trae de vuelta a casa. Somos las mismas, pero diferentes.
Yo por fin he encontrado el Norte.

{Aquel dolor en el pecho, el insomnio, los llantos con solo pensar tu nombre están enterrados en mi memoria, aplastados por recuerdos de colores, caras nuevas y confesiones de viejas amigas en un balcón.}

Photobucket

Un beso enorme, Bi.

18 comentarios:

Carmen dijo...

Jo, parece que ha sido inolvidable!! Muy chula la selección de fotos, por cierto

ALL AND POSH dijo...

increíble! me ha encantado, como siempre... y es que mon Dieu, cómo escribes!
se nota cuanto disfrutaste de ese viaje (como no, con amigas siempre) y que también te ha servido bastante de ayuda y me alegro muchísimo!
magnifico post!
xx, V.

busca el equilibrio dijo...

hacia tiempo que no leia algo tan bueno!! has dejado sin talento al sur para escribir esto!

un beso :-)

busca el equilibrio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Milu dijo...

Me fascina! es increíble. Qué bien que la pasaste :)

ALL AND POSH dijo...

me ha encantado la entrada, como siempre. y que razón la frase que encabeza el post, que razón, creo que yo aun no lo he encontrado.
como escribes, cada post es magnífico!!
un beesazo, B

Juls dijo...

haces que unas vacaciones se conviertan en un sueño perfecto. Encuentras las palabras adecuadas para describir tu vida. Es lo que me encanta de ti. Recuerdas los detalles y sabes escribirlos de una manera muy personal. Tienes un clic especial Iria.
Un abrazo de tu grandisima fan.
Que pena que no nos viésemos en el norte, pero estabas ocupada encontrando el tuyo (que es mas importante) y viviendo experiencias inolvidables para olvidar y empezar de nuevo. Curso nuevo Iria nueva! un beso mi niña

RYAN dijo...

Madre mia, buenas vacaciones eh, encima te lo curras mucho en este blog. Felicitaciones por ser tan original!
xx

Anónimo dijo...

Como te echaba de menos!!

Lula Closet dijo...

Genial post, no te conocía guapa, me ha encantado.

Bss, te sigo

Anónimo dijo...

no me decepcionas nunca...echo de menos volver a leer algun post de amor de los tuyos (los he leido todos)! a ver si puedes actualizar pronto y con un post romantico porfiii! unbestio, una fan tuya.

Violet Dreams dijo...

Que guay Iria, seguro que habeis pasado unos días geniales. Pasar días con amigos que no ves amenudo es siempre genial.
Esperaba yo verte esta semana en la VFNO eh...una pena que no puedas bajar porque tenemos miles de cosas que comentar, nos debes un viajecto a Madrid

xx,
P.

Kass y Malu. dijo...

Tu necesitarás algo de sur para poder ver el norte, pero yo, a veces, necesito un poco de Chic and Chocolate para poder, no ver, sino encontrar mi norte personal.
Es alucinante (pero alucinante de verdad) la capacidad que tienes para expresar exactamente lo que quieres y para transmitir tus propias emociones a los que, pegados a la pantalla, leemos y releemos tus posts con la boca abierta y un brillo de envidia (sana) en los ojos.
Tal y como las describes han debido de ser unas vacaciones alucinantes y me alegro muchísimo de que te lo hayas pasado tan tan tan bien.

Gracias por escribir como escribes, y por contagiar tu felicidad a través de una entrada.

Un besazo muy grande; kass.

jane dijo...

I just looove the first picture. Too bad I cant read you!!

Maria Camila dijo...

completamente de acuerdo con kass y malu, se te echa de menos, son necesarias mas dosis de posts, empiezo a creer que son adictivos!

Hh. dijo...

Me encanta tu blog!! Sobretodo las fotos.. (LL)!! Te sigo x)

Anónimo dijo...

We miss Chic&Chocolate so much !

Anónimo dijo...

Vuelve por favor!!

Related Posts with Thumbnails