martes, 20 de septiembre de 2011

Un capricho se diferencia de una gran pasión en que el capricho dura toda la vida.

Porque los días pasan y la ilusión, la pasión, para lo bueno y para lo malo, d e s p a r e c e n.
Y después de veintinueve meses de relaciones, besos, abrazos la pasión no se había ido, pero el amor, de verdad, seguía sin llegar. Y aquello era agotador.

Photobucket

Cada uno por su lado y tampoco entonces pude usar la razón. Llantos, empachos, nervios, gritos y almohadas saladas. Pero ah, cuatro meses más tarde, la tristeza pasional y desgarradora comienza a abandonarme.

Photobucket

Y así una vuelve a escribir aquí, cambia las cañas de cerveza por botellas verdes de agua con gas y se muda de nuevo a Santiago.

En los últimos años me he pasado temporadas viviendo con esa filosofía de live fast, die young and leave a beautiful corpse, justificando todo con locuciones latinas o italianas, ora carpe diem, ora dolce far niente.
PhotobucketTambién el placer justificaba los malos ratos. Porque cuando conoces el paraíso, se hacen más soportables unos minutos –a veces días- de infierno.
Y lo que más me aterraba era volver a la tierra. A la mediocridad, a lo mundano. Creía que jamás me iba a volver a conformar con menos, y me enfadé cuando él lo hizo.

La ira, por supuesto, también se desvaneció según caían las hojas del calendario.
Igual que las ilusión por volver a clase se extingue al pisar la calle después del segundo día de colegio, o a la quinta comida en tu nuevo piso compartido.

Pero, ¿y si lo que queda cuando toda la pasión se va, es lo que de verdad importa?
¿No es cierto que las parejas más sólidas son las que, aún cuando pasan los años, aún cuando el deseo merma, siguen amándose como el primer día? ¿No es más auténtico el esfuerzo, más valorado el estudio, cuando se persevera, a pesar de las dificultades?

Photobucket


Un año después de empezar la carrera, algo más de ciento veinte días después de romper para siempre contigo, tras una semana viviendo con mi queridísima amiga, cuando ya han pasado un par de estaciones desde que la moda me llenase por última vez, me da miedo hacer balance.


Pero como parece que todas mis rabietas se han extinguido ya, el miedo tampoco tiene ahora sentido, y entonces, me doy cuenta.

Photobucket

El hueco siempre reservado para él en mi vida, en mi mente y en mi corazón vuelve a tener los inquilinos que nunca debí haber descuidado, mi carrera empieza a no llenarme suficiente y adoro a mi amiga más que nunca.

La moda, era mi gran duda, mi gran dilema. Después de toda la tormenta, de la emoción de mis primeras Vogues, y la guerra de la desilusión, ¿Qué?

Photobucket

¿Habría todo sido mi refugio adolescente, una afición que ahora quedaría para siempre en el olvido? ¿Recordaría mi colección de Harper’s, las visitas a museos, las horas pasadas leyendo a Menkes como ratos perdidos al servicio de una mera afición?

Photobucket

Entonces recurro a style.com.
Cuatro horas y cientos de desfiles, noticias y posts más tarde, me siento a escribir esto.
Porque esto sí sigue emocionándome.
Sigo sonriendo como una boba con cada diseño de Elie Saab, corriendo a escribir a Bea cuando algo me indigna, y llamando Gabrielle a Coco Chanel. Sigo, y seguiré, siendo crítica con quienes dan demasiada importancia a los y las bloggers –sobre todo, personal style bloggers-, compartiendo ciegamente lo que Bryan Boy dice en este post, y admirando con locura a quienes hacen verdadero periodismo de moda.

Y recupero una vieja caja de recuerdos.

Photobucket

[Recuerdos como unos pequeños triángulos negros de esmalte con cinco bonitas letras inscritas, el último número de Carine para Vogue París, la caja de mi primer esmalte de Dior y algunas fotos del maravilloso batiburrillo que es el estilo de MKOlsen.
Hay más que moda. Están los trozos de lazo que corté de mis primeras bailarinas de ballet, una cajetilla de cigarros de chocolate de hace un par de veranos, una foto de mi ahijada, y, allá en el fondo, esa carta que olvidé quemar.]

Surge –resurge- ese bum bum bum apurado que distribuye la sangre por mi cuerpo. 
El Arte de lo Efímero lleva a mis ojos el brillo de noches ardientes, o saltos en paracaídas, o finales de película épicos.

Entonces pienso que tú y tu buena relación te puedes meter tu seguridad y comodidad por donde te quepan. 

Photobucket


Que exceso siempre fue mejor que defecto, que todo es relativo al amanecer, o quizás hagan falta diez años para relativizar los malos momentos, pero los buenos, siempre serán buenos.

Y con eso me quedo. Con las risas, y la emoción, y también los altibajos.

Porque eso da un nuevo sentido a los momentos buenos, y en general te sientes más viva y más llena.

Photobucket


Porque beba lo que beba, viva donde viva, sea cual sea la razón que robe la calma de mi corazón, al final son esas pequeñas grandes pasiones -caprichos, para Wilde-, los arranques de delirio, los arrebatos, el frenesí, los que agitan y ordenan mi mundo.


 feliz de estar de vuelta, Bi.

P.D. este fue uno de los posts más ordenados y coherentes que he publicado y, sin embargo, me parece más caótico que ningún otro. Tanto, que ni título he podido encontrarle todavía.
Para bien, o para mal, esos que me pedisteis que volviera, espero que sigais ahí.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

son esas frases robadas de tu mente las que me devuelven el alma

besos karla abish

PlatanoChocolate dijo...

Es absolutamente espectacular ;)

LadyMadrid dijo...

Dios mio me encanta tu blog! Es que lo leo, y bufs, me encanta!

Amy* dijo...

Estupenda, como siempre.
Un beso.

Elena dijo...

Claro que sigo aquí, esperando uno de tus posts.
Hoy cuando abrí la bandeja de entrada y vi que habías publicado ¡que alegría me llevé! :)
Me encanta el post, aunque eso no es ninguna novedad, ya que adoro como escribes (como tu bien sabes).
Y necesito tu ayuda, una vez más, solo quería preguntarte si... para pasarte a periodismo el segundo año en santiago es muy difícil entrar? es decir, conoces a alguna chica que haya estudiado un año fuera y luego haya podido volver a santiago por las notas o lo que haga falta?(:
Si no sabes, no te preocupes, es por curiosidad, ya preguntaré cuando sea el momento si no sabes:)
Un besito!

www.vamosafumarnos-la-ciudad.blogspot.com

Violet Dreams dijo...

Nosotros aquí seguíamos esperando, y sabes mejor que nadie que te comprendemos en ese apartado referido a la moda.
Yo después de la última edición de CMFW he vuelto con una gran sonrisa, he vuelto a disfrutar y a encariñarme con una prenda, ya no era una feria de barrio sino que poquito a poco se asemejaba más a una fashion week. Sólo has faltado tú.

Y respecto al resto, aunque en mi instalación madrileña te haya perdido el contacto y no se que se te ha pasado por la cabeza, creo que es algo definitivamente bueno. Y me alegro mucho.


Y si yo soy esa Bea, me alegra que pienses en mí cuando leas esas cosas, y si no lo soy a ver si me convierto en ella jaja

xx
B

Anónimo dijo...

No suelo comentarte nunca pero siempre, siempre leo tu blog. Me alegro enormemente de que hayas vuelto, de que dejes lo ocurrido atrás y sigas adelante porque realmente es una delicia leerte. Sea por el camino de la moda o por otro, te animo a que sigas perfeccionando la escritura!
Un besito anónimo desde Valencia

Kass y Malu. dijo...

Otra vez, y como siempre, me retrato en cada una de esas palabras de esta entrada sin título, a la que cada uno pone un nombre.
Porque es verdad, somos capaces de firmar toda una vida en el infierno por unos minutos de paraíso o de empeñarnos en recordar lo que no debemos con tal de seguir emocionandonos.
Emocionar... eso, es lo que tú me provocas.

Un besazo, Kass

A. dijo...

Me ha encantado leerte de nuevo. Siempre respiras tanto sentimiento! me transmites muchos más que algunos post de bloggers que se "dedican" a escribir literatura, porque aquí es una emoción real, vivida, y lo expresas tan bien! todos podemos sentir algo mientras leemos, nos haces recordar sensaciones y vivencias de nuestro propio cajón de desencuentros, a mi también me parece caos, caos everywhere, pero qué es la vida sin caos?

RYAN dijo...

Tus posts son de los pocos que me inspiran, te mereces muchas cosas por estos posts de reflexión!
xx

Pitu dijo...

Por supuesto que seguimos aquí, y aunque anunciases mil veces que hay alguna posibilidad de que pudieras abandonar el blog no dejaríamos de buscar en la lista de actualizaciones "Chic and Chocolate" con la esperanza de que tal vez, por casualidad -como afortunadamente ha sido el caso-, hubieras vuelto a aparecer. Gracias por otro post perfecto Bi,
un beso enorme.

N* dijo...

Claro que estábamos. Esperándote , pero estábamos.
Precioso.Un saludo.

Related Posts with Thumbnails